Blog

El paisajismo en los parques

05.06.2020

A un parque se va a descansar, a pensar, a mirar a la gente pasar, a charlar, a dejar que los niños corran y jueguen o a buscar sombra en los días calurosos y sol en los días fríos. Por estos motivos el parque debe estar diseñado para proporcionar bienestar y no hay mayor placer, seamos conscientes o no de ellos, que estar rodeados de plantas. Somos parte de la naturaleza y la necesitamos, las plantas nos hacen compañía aunque no lo sepamos, son seres vivos que nos benefician.

Un parque debe ofrecer distintos espacios porque una persona no tiene el mismo estado de ánimo durante todo el día y porque un grupo de personas no suelen compartir la misma emoción a la vez. Encontrar el rincón perfecto o el centro ideal en el que estar hace que sea un lugar al que volver.

El parque debe tener un lugar que lo identifique como una fuente o cualquier otro elemento que determine que hemos llegado a él. El cerebro humano necesita un punto de referencia como final o principio de las cosas y los caminos, saber que ha llegado.

El sol y la sombra son elementos importantes en un parque, dependiendo del clima habitual del lugar y de si los edificios que lo rodean se interponen con el siempre necesario sol procurará crear espacios con árboles más altos o menos.

El paisajismo aplicado a los parques sirve para crear lugares acogedores a los que regresar una y otra vez.
Presupuestos sin compromiso  
Contactar
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTO